jueves, 2 de abril de 2015

Tarde de primavera


En una tarde gris de primavera,
por las calles se distingue
la sombra de una silueta.

Es un hombre que camina
solo con su propia pena,
vencido por el dolor,
la amargura y la tristeza.

Nadie puede consolarle
ni cargar con su condena.
Él solo debe sufrirla
con lágrimas de impotencia.

Solo una mujer le sigue
escondida en los portales
llorando por aquel hombre
carne de su propia carne.

Que florezcan las adelfas,
que sople cálido el aire.
Que los pájaros se callen
y que los perros no ladren

Que es tarde de Jueves Santo
¡Y Jesús va por las calles!

Julia L. Pomposo


25 comentarios:

  1. Y seguro que se hubiera cambiado por él. Triste tarde de primavera y también hermosa. Contradicciones de la vida.

    Julia, he andado cambiando fondos en mis blogs y tampoco se me quedaban los fondos. Por casualidad he descubierto el motivo. Cuando copies el código HTML dale a las comillas que hay sobre el contenido ("Bloque entrecomillado") para que se fije, yo así lo hago y no falla.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la observación, miraré de ponerle un fondo al blog Las cuatro estaciones.
      Abrazos

      Eliminar
  2. Hola Julia... Sí que debió ser una tarde gris... y para una madre, el peor de los tormentos
    Muy hermosa poesía de Jueves Santo
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Bonitos versos para unas fechas tan señaladas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafael.
      Otro abrazo para ti y mis deseos de que vivas una buena Pascua

      Eliminar
  4. grandioso poema me has dejado con la boca abierta no es común encontrar alguien que escriba asi
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me abrumas con tu comentario. Muchas gracias amigas.
      Te deseo una feliz Pascua de Resurrección.

      Eliminar
  5. Gracias Julia por este precioso poema,María estaba cargada de dolor, cual madre que era.
    Feliz Pascua de Resurrección
    Un gran abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni por un segundo, puedo imaginarme sufrir ese dolor en mis carnes. Solo María puede soportar eso.
      Buena Pascua Sor Cecilia.

      Eliminar
  6. uufffff Julia que belleza donde me has conmovido esa hermosa oración que seguro llenó de consuelo al nuestro gran amigo Jesús de Nazareth , te quedó precioso, besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Beatriz. Ser nuestro amigo le costó bien caro. Pagar la amistad con la vida es el precio más alto que se puede pagar.
      Feliz Pascua de Resurrección.

      Eliminar
  7. uufffff Julia que belleza donde me has conmovido esa hermosa oración que seguro llenó de consuelo al nuestro gran amigo Jesús de Nazareth , te quedó precioso, besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  8. Hola Julia, cuanto sufría esta madre verdad?, ver sufrir así a su hijo y no poder hacer nada, es precioso el poema que nos dejas, mira que no soy mucho de cosas de religión, pero me encanta como lo has plasmado de forma que se siente y lo ves, no se si me entenderás, pero que me ha encantado:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus cariñosas palabras Piruja, por poco religioso que se sea, este sufrimiento y dolor son capaces de conmover a cualquier corazón.
      Besos

      Eliminar
  9. Como madre, Maria estaba rota por el dolor y mas sabiendo la muerte tan cruel como la que esperaba a Jesucristo. Un precioso poema Julia.
    Un abrazo y feliz lunes de Pascua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Conchi. Yo no puedo imaginarme ni por un momento soportando ese tremendo dolor. Pero por algo ella fue elegida Madre de Dios y no otra.
      Feliz Pascua de Resurrección y cuidate mucho.

      Eliminar
  10. Hola Julia, que poesía mas bonita y cuanta sensívilidad hay en ella,como siempre te digo
    preciosa. Un beso querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amparo, me alegra mucho que te guste el poema.
      Muchos besos

      Eliminar
  11. A modo de microrrelato, tu poesía introduce al lector en el relato durante sus dos tercios para acabar en el último abriéndole los ojos en un giro inesperado. ¡Quién iba a pensar que aquel hombre y su perseguidora fueran personajes por todos conocidos en una situación concreta del calendario!
    Un saludo
    Pinceladas de Historia Bejarana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho como has desglosado el poema. Gracias.
      Besos y vuelve

      Eliminar
  12. Precioso poema. Que dolor sentiría La madre de Dios al ver a su hijo maltratado .
    Él que era todo amor.
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me imagino ni siquiera, como se puede soportar eso, ninguna madre debería enterrar a su hijo.
      Besos mil

      Eliminar
  13. Me encanta el poema, es precioso como nos relatas un hecho tan conocido pero que quizás no meditamos lo suficiente. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias familia por vuestro comentario y por vuestra visita.
      Abrazos

      Eliminar

Tu opinión y tu huella son muy valiosas para mi. No te marches sin comentar.
Gracias

MIS LIBROS

MIS LIBROS

El cortejo del amor

El cortejo del amor

ADIOS

ADIOS

CONTADOR DE VISITAS

Flag Counterborder="0"