viernes, 12 de septiembre de 2014

Amor letal

No quiero ponerle nombre, simplemente le llamaré Él.
Su nariz era la de un dios griego, sus ojos de un bello tono glauco, eran tan fríos como los del ángel de mármol de una sepultura y al igual que los de él, carentes de sentimientos y sensibilidad.
Era tan hermoso como un Adonis pero tan distante y remoto como una galaxia. De inteligencia privilegiada y brillante pero solo utilizada para hacer daño.
Su voz aterciopelada para convencer y enamorar  y  en ocasiones autoritaria y tan cortante como el restallar de un látigo.
Acaparador y opresivo como el abrazo de una Viuda Negra y tan letal como su picadura.
Así es él, encaramado en su particular Olimpo desde donde poder contemplar todo el mundo a sus pies.
…Pero yo le quería; no me pregunten por qué pero le quería. Viéndole tan endiabladamente  guapo y sabiendo lo corrupto y vil de su interior no podía dejar de evocar la historia del atormentado Dorian Gray pero aun así no podía librarme de su poderoso imán.

No siempre la belleza es atrayente y hasta puede resultar repulsiva y odiosa.  No siempre la perfección física se complementa con la espiritual y la moral. El ser humano es poseedor de las llaves del bien y del mal, de la belleza más extrema a la fealdad más horrenda, de los sentimientos más nobles a los más abyectos.
El los representaba todos. El era mi norte y mi sur, mi horizonte y mi meta y no podía concebir un mundo donde no estuviese él… En mi ceguera me precipitaba irremediablemente hacia el vacío, hacia ese punto sin retorno y del que ya no puedes librarte.

Solo fue un instante de lucidez, lo que me hizo mirarme en sus ojos, esos bellos y glaciales ojos y entonces en esas décimas de segundo, vi mi futuro junto a él. Eso fue suficiente para liberarme de su maligno hechizo. En aquel instante comprendí que al fin había roto las cadenas de seducción que me mantenían atada y noté que volvía a ser yo. ¿Volvía a ser yo?, no, en realidad jamás he vuelto a ser yo, una parte de mi quedó adherida a su persona para siempre, como se adhieren el coral y las conchas al casco de algún viejo galeón español hundido en el océano.
Hubo un antes y un después, pero ahora debo intentar vivir con eso, olvidar esa oscura etapa de mi vida y descubrir nuevos horizontes y nuevas metas y recuperar la paz y la serenidad que perdí al conocerle a él. Estoy convencida de que lo conseguiré si pongo todo mi empeño en ello.
Mañana emprenderé un  largo viaje allende los mares que me llevará a enfrentarme con mi nuevo destino. Allí me esperan un nuevo trabajo, nuevas caras, nueva cultura y un amplio abanico de posibilidades que me ayudarán a construir mi nueva vida y al fin, algún día, volver a ser libre.
Julia L. Pomposo

37 comentarios:

  1. Por desgracia es demasiado fácil caer en las redes de estos hombres tóxicos y vivir la vida a través de ellos mientras se intenta salvarlos o caer bajo la influencia o la crítica de otros y vivir en la angustia de llegar al nivel.
    Pero tú te has dado cuenta a tiempo y seguramente volverás a ser libre, porque ya has comenzado a cambiar tu vida.
    Suerte con eso y ánimo, que todo puede lograrse en esta vida y si le pones la fuerza necesaria.
    Cariños…



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras pero tengo que aclarar que todo es inventado. La protagonista y yo no tenemos nada en comun. Abrazos

      Eliminar
  2. Saber reconocer que quien tenemos a nuestro lado es una mala influencia, es importante. Mirar en nosotros mismos y descubrir que no somos un apéndice de nadie, que tenemos una identidad propia, decisivo. Le imprimes una gran fuerza al relato, me gusta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María José, me alegra saber que te gusta, forma parte de un libro de cuentos cortos que aun tengo a medias.
      Abrazos

      Eliminar
  3. Hola Julia,hay que ser muy fuerte para hacer lo que esa mujer hizo no siempre nos damos cuenta de quien tenemos al lado.Y a veces aún así, no se tiene la suficiente fuerza para lograrlo.
    Besos Poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Fantasía, a la protagonista de mi relato le costó darse cuenta pero al fin lo logró. aunque algo suyo quedó con él.
      Besos

      Eliminar
  4. Cometí el mismo error dos veces en mi vida y puedo simpatizar con los sentimientos. Nunca volví. Gracias por compartir Julia

    A la luz de amor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu fidelidad Cindy, me encanta verte por aquí. Felicidades por lograr salir del abismo.
      Besos

      Eliminar
  5. UN RELATO MUY REFLEXIVO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Reltih, gracias por la visita. Un abrazo

      Eliminar
  6. Hola Julia:
    Cuantas veces la belleza física no concuerda con la interior y estas personas cautivan y a la vez envenenan los sentimientos de personas que los o las quieren de verdad, dejádoles huella.
    Estás hecha una buena escritora.
    Me ha gustado tu relato.
    Besos de Valencia a Mataró.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Montserrat.
      Personas como estas por desgracias hay muchas en el mundo, pero siempre hay alguien que los pone en su sitio.
      Besos volando hacia Valencia

      Eliminar
  7. Afortunada la mujer, que fue capaz de darse cuenta de que no tenía futuro junto a ese hombre, o peor, lo tenía muy desdichado. Es arriesgado amar por encima del bien y del mal, olvidarse de vivir por uno mismo para vivir por el otro, a costa de lo que sea. A veces es tarde cuando se quiere huir.
    Me ha parecido un relato muy real.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La belleza física a veces es tan perfecta que puede conseguir que los demás olviden lo que se oculta tras ella.
      Gracias por tu comentario. Un abrazo

      Eliminar
  8. Hola Julia, en ocasiones las personas que caen atrapadas en las redes de gente así no consiguen darse cuenta a tiempo de la infelicidad que les espera, por suerte, a la protagonista de tu relato eso no le pasó y consiguió zafarse de él, pienso que nunca es tarde para comenzar de nuevo y tampoco lo es para huir de una situación que seguramente traiga de todo menos felicidad.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde si la dicha es buena y nuestra protagonista reaccionó al fin. Gracias por la visita
      Besos

      Eliminar
  9. Muy autentico es el escrito que acabo de leer , pensé que estaba sucediendo en la vida diaria. Muy contenta que no te suceda a ti.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a Dios es solo ficción pero casos así se dan bastantes.
      Gracias por venir a dejar tu huella.
      Besos

      Eliminar
  10. Hola Julia, después de mi larga ausencia, me heincorporado a mis blogs y paso a saludarte. Veo que tú también has estado ausente.
    Es muy fuerte lo que nos relatas, ¡menos mal que en este caso solo forma parte de un cuento!, es tan real como la vida misma.
    Un fuerte abrazo.
    Rosi, aunque por desgracia, con demasiada frecuencia

    ResponderEliminar
  11. Lo siento Julia, ha habido un salto en el teclado y no me he dado cuenta hasta después de publicarlo.
    He querido decir que...por desgracia, con demasiada frecuencia, es tan real como la vida misma.
    Rosi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te he entendido, querida Rosi, me alegro de verte de nuevo por aquí, yo también tenía esto un poquito abandonado pero ya he vuelto a tomar el ritmo.
      Besos amiga

      Eliminar
  12. Menos mal que aclaras que es sólo ficción!.
    En cualquier caso me ha hecho reflexionar...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia esto ocurre con demasiada frecuencia en la vida real.
      Gracias por pasarte por aquí. Besos

      Eliminar
  13. Como bien dices en tu magnifico relato es muy fácil caer en la redes de ese tipo de personas, que yo digo que te absorbe la energía y te dejan si autoestima.

    Besos y feliz noche. Pastora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pastora, gracias por venir a dejar tu huella, vuestras opiniones me ayudan mucho a seguir mejorando o al menos a seguir intentar mejorar.
      Besos
      -

      Eliminar
  14. El diablo se pone máscaras y a veces nos enamora. No sabemos por qué, pero sufrimos una atracción no fatal, sino letal. Me ha gustado mucho Julia. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu forma de definirlo me ha encantado. "el diablo se pone máscara y nos enamora", así es realmente.
      Besos

      Eliminar
  15. Hola Julia, aun siendo un relato es fácil caer en la redes de seres como el protagonista, seres que solo piensan en ellos mismos sin ver lo que les rodea, haciendo infelices a esas personas que creen quererlos o amarlos hasta que se les cae la venda de los ojos, aunque duele dar el paso con el tiempo se llega agradecer, muy bueno tu relato, vienes fuerte de las vacaciones:), felicidades.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se si vengo fuerte pero si con muchas ganas. Gracias guapa por tu visita y tus palabras.
      Besos

      Eliminar
  16. Hola querida Julia:
    Me alegra que poco a poco vayais tod@s iniciando el regreso al punto de partida.
    Indudablemente siempre hay un antes y un despues, el reflejo y la luz de la mirada nunca miente...muy profundo y bello. Si te sirve de consuelo siempre es más feliz quién más amó. Un cariñoso abrazo, besos Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida Pilar, ya tenía ganas de retomar las riendas del blog y volver a encontrarme con todos vosotros.Bueno,te diré que solo se trata de un cuento (por suerte) aunque casos así hay muchos.
      Seguimos en contacto.
      Besos

      Eliminar
  17. ¡Que relato tan interesante Julia! De una persona como esta, lo mejor es alejarse, si la ceguera no nos lo impide..
    Un abrazo querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, aunque a veces la ceguera es grande.
      Besos querida amiga

      Eliminar
  18. Las personas toxicas cuanto más lejos mejor. Estar junto a ellas destroza la vida.
    Un interesante relato.
    Abrazos.
    Roser

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero a veces tardan en darse cuenta de que son dañinas aunque se envuelvan para regalo.
      Besos

      Eliminar
  19. Las personas como estas contra más lejos mejor. Un relato muy interesante

    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, espero que no nos tropecemos con gente así en nuestras vidas. Besos

      Eliminar

Tu opinión y tu huella son muy valiosas para mi. No te marches sin comentar.
Gracias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MIS LIBROS

MIS LIBROS

El cortejo del amor

El cortejo del amor

ADIOS

ADIOS

CONTADOR DE VISITAS

Flag Counterborder="0"