viernes, 4 de marzo de 2011

BARCINO


Señora de alto abolengo,
dama de capa y espada,
colorista y seductora,
amante y enamorada.

Unida al Mediterráneo
por su historia y por su casta,
del Tibidabo hasta el mar
hacen eco sus hazañas.

Sus calles hierven de vida,
de colores y de razas.
Cuanta historia hay escondida
¡Ay si Barcelona hablara!

Las Ramblas son el pulmón,
la teta que la amamanta,
en un extremo Colón
y al otro extremo la plaza.

En Las Ramblas huele a flores,
cobran vida las estatuas,
se desgrana una canción,
se oye al fondo una guitarra.

Unos bailan, otros pintan,
el “descuidero” se lanza,
se tiran unas monedas
que alguien recoge en sus faldas.

Sus monumentos, sus fuentes
y el arte de unas fachadas
que un arquitecto de Reus
con su mano dibujara.

Y luego al llegar la noche,
de lucecitas se cuaja,
se calza sus botas altas
y a la aventura se lanza.

Por su encanto y hermosura
muchos artistas la alaban,
como esta humilde escribiente
de Barcino enamorada.

Julia L. Pomposo

2 comentarios:

  1. Con un bonito romance
    describes a Barcelona
    bella y desnuda sin traje.
    Y aunque la bolsa no sona
    ¡qué bonita es Barcerlona!

    ResponderEliminar
  2. Hola , he llegado a tu espacio desde el de un amigo común, Joan Josep Tamburini, y me ha gustado la manera que tienes de crear poesía,clara, sencilla,sin palabras rebuscadas.Me he sentido como en casa,leyendo tus entradas.Enhorabuena por tu estilo. Un saludo.

    ResponderEliminar

Tu opinión y tu huella son muy valiosas para mi. No te marches sin comentar.
Gracias

MIS LIBROS

MIS LIBROS

El cortejo del amor

El cortejo del amor

ADIOS

ADIOS

CONTADOR DE VISITAS

Flag Counterborder="0"